Asamblea de Constitución del Movimiento de la Acción Católica General

"Abriendo caminos de Esperanza" es el lema que convocó del 30 de julio al 2 de agosto a más de 600 militantes de ACG llegados de 46 diócesis, en el Complejo Educativo de Cheste (Archidiócesis de Valencia), para celebrar esta Asamblea.

acgeneralHace dos años, en la Asamblea celebrada en Huesca, los militantes del Movimiento de Jóvenes de Acción Católica, de Acción Católica General de Adultos y los niños y educadores de 17 diócesis del Movimiento Junior de Acción Católica decidieron continuar caminando juntos hacia una Acción Católica General configurada como único Movimiento con tres sectores: niños, jóvenes y adultos, donde todos sean militantes de la Acción Católica General y responsables de la vida y actividad de la misma.

Esta intención de hace dos años ya es una realidad. Siendo conscientes y asumiendo los Estatutos del Movimiento aprobadospor la XCIII Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española el día 24 de abril de 2009,se ha constituido oficialmente el Movimiento Acción Católica General. Esta unión se concretó en la Diócesis de Córdoba a finales del mes de junio tras la Asamblea mantenida en la parroquia de Ntra. Sra. de la Esperanza, presidida por D. Juan José Asenjo, quien hizo entrega de losEstatutos Diocesanos aprobados por él y que fueron asumidos por los militantes allí reunidos.

Este Movimiento nace para poder llevar a cabo “la evangelización de las personas y de los propios ámbitos en que está inmersa la parroquia”, impulsando un “laicado maduro y consciente, evangelizador, misionero y militante”; promoviendo “la evangelización de los ámbitos en los que está inmersa la parroquia”; y contribuyendo a “la unidad de la comunidad parroquial en la misión y a la corresponsabilidad de todos sus miembros” (Estatutos del Movimiento Acción Católica General, art. 1. Aprobados por la XCIII Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española, 24 de abril de 2009).

Desde la ACG están dispuestos a seguir al Señor con absoluta novedad, a romper con lo caduco y a vivir la novedad del momento con nuevo entusiasmo, nuevo método y nueva expresión. Para poder ser verdaderos militantes: hombres y mujeres, jóvenes y niños con capacidad de dar una expresión creíble del Evangelio.

Como dice Benedicto XVI: “los hombres, destinatarios del amor de Dios, se convierten en sujetos de caridad, llamados a hacerse ellos mismos instrumentos de la gracia para difundir la caridad de Dios y para tejer redes de caridad” (Caritas in Veritate, n 5). Y para poder ser estosinstrumentos, la ACG se plantea como retos para los próximos cuatro años, entre otrascuestiones: participar en la construcción de una parroquia que sea espacio de encuentro conDios, espacio de encuentro entre los hermanos, espacio de comunión y punto de partida a la Evangelización; y aportar a los niños, jóvenes y adultos -laicado habitual de la diócesis- unlugar en el que vivir y madurar su fe, de una manera asociada, estable y organizada.

Los niños, jóvenes y adultos de Acción Católica General se sienten llamados a ofrecer un testimonio eclesial de frontera para poder vivir,atestiguar y celebrar el Evangelio y la fe en Cristo.