Apertura del curso académico en el Seminario de San Pelagio

El 6 de octubre, tuvo lugar en la Capilla del Seminario Mayor “San Pelagio”, la apertura solemne del curso académico del Seminario Conciliar de San Pelagio, Seminario Redemptoris Mater y el ISCR “Beata Victoria Díez”.

inaugruracioncursoLa apertura del curso comenzó con la celebración de la Eucaristía presidida por D. Juan José Asenjo, seguida de un acto académico, en el que José María González Ruiz, profesor del Seminario, pronunció la lección inaugural con el título: “Participación en el único sacerdocio de Cristo en la teología de Hans Urs von Balthasar”. Junto a los profesores y alumnos del Seminario y del ISCR, asistió Javier María Prades López, Decano de la Facultad de Teología “San Dámaso” de Madrid y Delegado del Gran Canciller para los Centros académicos de San Dámaso. Durante el acto se procedió también a la entrega de diplomas a los alumnos del ISCCRR, y a la presentación del segundo número de la revista Studia Cordubensia, a cargo de Jesús Poyato Varo.

Durante la celebración de la Eucaristía, en la homilía, el Sr. Obispo se centró en la figura de San Juan María Vianney, el santo cura de Ars, animando a los sacerdotes a renovar este año el carisma que recibieron mediante la imposición de las manos en la ordenación sacerdotal. También, invitó a los seminaristas a redoblar la intensidad en la preparación para recibir un día la gracia sacerdotal. Con respecto a esta preparación, D. Juan José animó a que fuese una formación integral, cuidar el aspecto intelectual, espiritual, comunitario y pastoral: “Nunca insistiremos bastante en la importancia de formación doctrinal de nuestros seminaristas y en la entrega y preparación de las lecciones por parte de los profesores. Pero, esto supuesto, lo que la Iglesia y nuestra Diócesis necesita antes que nada son maestros de vida, místicos y testigos al mismo tiempo, profesores que preparen sus lecciones de rodillas y que las impartan, no desde un racionalismo frío y distante, sino desde la fe, la unción religiosa y la piedad. Sólo así, en colaboración estrecha con los formadores, podrán propiciar en los alumnos la entrega y el seguimiento entusiasta de Cristo pastor. Nuestra Diócesis necesita antes que nada seminaristas santos, que junto al crecimiento cultural y a la equilibrada madurez humana, den la primacía a la vida interior, al silencio, la oración y la contemplación, para poder escuchar con el corazón a Dios que habla”.

Seguidamente comenzó el acto académico en el que el Jefe de Estudios del Seminario de San Pelagio, Francisco de Borja Redondo, dio lectura a la memoria del curso 2008-2009. A continuación, José Mª Ruiz disertó sobre la distinción entre el sacerdocio común de los fieles y el sacerdocio ministerial según el pensamiento del teólogo y filósofo suizo von Balthasar.

Durante el curso pasado, estudiaron en los Seminarios diocesanos de San Pelagio y Redemptoris Mater 58 alumnos. Además, el Instituto Superior de Ciencias Religiosas contó con 190 alumnos, de los cuales 103 realizaron el curso institucional, 50 el seminario de Arte Cristiano y 37 el curso de formación para cofradías.

Otro acontecimiento importante que se ha producido recientemente en relación a la vida académica de la Diócesis, ha sido la defensa de 16 tesinas del Master de DSI, del Instituto diocesano de Pastoral Redemptor Hominis, que puso en marcha D. Javier Martínez en el año 2000. Las clases de dicho Instituto, vinculado a la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, se impartieron entre los años 2000 a 2005. Los alumnos aspirantes a los títulos de Master, Especialista y Experto fueron 114, de tres promociones diferentes, de los cuales, 16, como se ha indicado anteriormente, han conseguido llegar felizmente al final de sus estudios.