Año Jubilar Aracelitano

La Santa Sede ha concedido a la Hermandad de María Santísima de Araceli la celebración del Año Jubilar Aracelitano que durará hasta la subida de la Virgen a su Santuario, en el año 2013.

Se trata de un gran acontecimiento religioso no sólo para los feligreses lucentinos sino para toda la Diócesis de Córdoba, ya que con esta celebración se conseguirá alcanzar la remisión de los pecados y de sus penas, así como será un tiempo para la reconciliación, la conversión y la penitencia sacramental.

Además, se quiere que este Año Jubilar sea una invitación abierta a todos los cristianos y también a los que se encuentran distantes en la fe y desean volver de nuevo a la vida cristiana, para acercarse a la figura de María Santísima de Araceli.