700 jóvenes han participado en la XIX Peregrinación de Jóvenes a Guadalupe

Durante tres intensos días, del 24 al 26 de octubre, los chicos han vivido jornadas de oración, catequesis en torno a Santa Teresa de Jesús y de convivencia.

La Misa de envío en la Catedral, presidida por el Obispo de Córdoba, don Demetrio Fernández, marcaba el inicio de la Peregrinación Diocesana de Jóvenes a Guadalupe. En su XIX edición ha llevado por lema “A tiempos fuertes, amigos fuertes de Dios”, una frase de Santa Teresa de Jesús escogida con motivo del Año Jubilar concedido por el V centenario de su nacimiento.

Unos setecientos jóvenes distribuidos en 15 autobuses ponían rumbo hacia la primera parada, en la localidad de Hinojosa del Duque. A continuación, siguieron su camino hacia Puerto de San Vicente, un pueblo de la provincia de Toledo. A las afueras del mismo comenzaba el camino a pie de los jóvenes peregrinos que durante las paradas de la etapa tuvieron momentos de catequesis y de oración, guiados por la doctora de la Iglesia, Santa Teresa de Jesús. Ya a la caída de la tarde entraban en Alía, pequeña localidad de Cáceres, donde pasaran la noche.

La segunda jornada comenzaba bien temprano una oración en la parroquia de Alía y la primera catequesis del día. Seguidamente, los quince grupos comenzaban la jornada a pie y a mediodía, a unos siete kilómetros de Guadalupe hicieron otra parada para reponer fuerzas y celebrar la eucaristía. Finalmente, tras recorrer el último tramo los peregrinos llegaron a su meta: el santuario de la Virgen de Guadalupe donde pusieron sus plegarias a los pies de la Virgen. Por la noche se organizó un concierto a cargo de Jesús Cabello.

La tercera y última jornada, el pasado domingo, tuvo como momento álgido la celebración de la misa de acción de gracias presidida por el Obispo, seguida del testimonio de distintos jóvenes. Los peregrinos llegaron a Córdoba, a media tarde donde fueron recibidos por sus familiares en la explanada del Arenal.