105 Aniversario del nacimiento de Santa Teresa de Calcuta

El miércoles, 26 de agosto, se conmemora el 105 aniversario del nacimiento de Santa Teresa de Calcuta, la fundadora de las Misioneras de la Caridad, de nombre secular Agnes Gonxha Bojaxhiu.

MadreTeresadeCalcuta

Teresa de Calcuta nació en Skopie, Macedonia, el 26 de agosto de 1910, y durante medio siglo llevó a cabo una labor asistencial en Calcuta con las Misioneras de la Caridad.

De origen albanés, esta monja estuvo durante más de 45 años atendiendo a pobres, enfermos, huérfanos y moribundos, al mismo tiempo que guiaba la expansión de su congregación, en un primer momento, en la India y luego en otros países del mundo. En 1979 recibió además la concesión del Premio Nobel de la Paz.

Fue beatificada por el Papa Juan Pablo II en 2003, otorgándole el título de beata Teresa de Calcuta, después de que el Vaticano reconociera como un milagro la curación de un tumor en el abdomen de una mujer india, Mónica Besra, tras colocarse un relicario con la fotografía de la religiosa.

Biografía

Agnes descubrió su vocación desde temprana edad, y para 1928 ya había decidido que estaba destinada a la vida religiosa. Fue entonces cuando optó por cambiar su nombre a “Teresa” en referencia a la santa patrona de los misioneros, Teresa de Lisieux.

Dedicó los siguientes 20 años a enseñar en el convento irlandés de Loreto, comenzó a preocuparse por los enfermos y por los pobres de la ciudad de Calcuta. Esto la llevó a fundar una congregación con el objetivo de ayudar a los marginados de la sociedad, primordialmente enfermos, pobres y personas que no tenían hogar.

En la década de 1970 era conocida internacionalmente y había adquirido reputación de persona humanitaria y defensora de los pobres e indefensos. Obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 1979 y el más alto galardón civil de la India, el Bharat Ratna, en 1980, por su labor humanitaria. A ellos se sumaron una decena de premios y reconocimientos de primer nivel, tanto nacionales como internacionales.

En 1986 recibió la visita de Juan Pablo II en la Casa del Corazón Puro, fundada por ella y más conocida en Calcuta como la Casa del Moribundo. En el curso de los años siguientes, aunque mantuvo su mismo dinamismo en la lucha para paliar el dolor ajeno, su salud comenzó a declinar y su corazón a debilitarse. En 1989 fue intervenida quirúrgicamente para implantarle un marcapasos, y en 1993, tras ser objeto de otras intervenciones, contrajo la malaria en Nueva Delhi, enfermedad que se complicó con sus dolencias cardíacas y pulmonares.

Finalmente, tras superar varias crisis, cedió su puesto de superiora a sor Nirmala, una hindú convertida al cristianismo. Pocos días después de celebrar sus 87 años ingresó en la unidad de cuidados intensivos del asilo de Woodlands, en Calcuta, donde falleció. Miles de personas de todo el mundo se congregaron en la India para despedir a la Santa de las Cloacas. Seis años después de su muerte, en octubre de 2003, y coincidiendo con la celebración del 25º aniversario del pontificado de Juan Pablo II, la Madre Teresa de Calcuta fue beatificada en una multitudinaria ceremonia a la que acudieron fieles de todas partes del mundo.