“REMA MAR ADENTRO” LA EXPERIENCIA DE LOS EJERCICIOS ESPIRITRUALES

Esta fue la invitación de Jesús a Pedro en un ocasión que nos relata el Evangelio. Y al remar mar adentro Pedro pudo comprobar el poder de Jesús a través del milagro de aquella pesca abundante, entonces se sintió como un pecador necesitado de Él. Comenzó a mirar a Jesús con otros ojos y se lanzó en su seguimiento.

Esto es lo que nos ha ocurrido a 13 profesores que nos hemos reunido para hacer Ejercicios Espirituales en la casa de espiritualidad de San Antonio. Ha supuesto un encuentro personal con Jesucristo que nos ha ayudado a un mayor conocimiento personal y a descubrir el amor que Dios nos tiene.

Desde el 23 hasta el 25 de marzo hemos podido disfrutar de unos días de silencio que nos han permitido descansar en el Señor y poder escuchar su voz en nuestro interior. El silencio es sanador, ¡lo necesitamos tanto! Nos permite abrir las puertas de nuestro corazón a Cristo para que escuchemos más serenamente su mensaje y descubramos más claramente su cercanía en nuestras vidas.

Es una experiencia que recomendamos a todos y que nos ha dejado una profunda alegría y unos deseos inmensos de ser mejores y de ayudar a otros a descubrir el amor de Dios.