ENTREVISTA SOBRE LAS CLASES DE RELIGIÓN CATÓLICA POR LOURDES CHAPARRO (DÍA DE CÓRDOBA) ENERO 2018

Ofrecemos la entrevista íntegra que se hizo a dos profesoras de Religión Católica por parte del Día de Córdoba: Vicky Ortega y Alfonsi Alcántara.

VICKY ORTEGA PALOP (profesora en Secundaria y bachillerato)

-Por qué y desde cuándo es profesor de Religión. Es decir, por qué decidió impartir esta materia y no otra en su carrera profesional

Empecé como profesora de religión en 1990 en Málaga, como profesora de primaria y desde 1993 en Córdoba como profesora de Secundaria.
Soy profesora de Religión por vocación y decisión personal. Cuando terminé la licenciatura de Psicología en Málaga en 1993 era un periodo en que se necesitaba profesorado de religión de secundaria y pocos laicos, por aquellos tiempos, cumplían los requisitos necesarios, y yo era una de ellas. Don Miguel Herruzo delegado de educación diocesana de Córdoba por aquella época me ofreció la oportunidad de ser profesora de religión de secundaria en centros públicos. Y desde entonces estoy en esta apasionante aventura y que no cambiaría por ninguna otra.

-¿Cuáles son las principales dificultades en el ejercicio de su profesión?

El profesor/a de religión forma parte de la comunidad educativa del centro como otro profesor/a, sin embargo, algunas competencias que puede tener cualquier profesor/a sea funcionario o interino no podemos ejercerlas el profesorado de religión. No podemos ser tutores/as, no podemos ser coordinadores de ningún plan que forme parte del centro (Educación para la paz, biblioteca...etc), no podemos complementar nuestro horario con otras funciones o materias afines como el resto del profesorado. Sólo podemos dar clase de religión.
Cómo sólo hay 1 hora de religión por curso, hasta que completamos el horario debemos, la gran mayoría de mis compañeros/as, ir a varios centros y que en muchas ocasiones no están en la misma localidad, sin tener en cuenta, ni el tiempo ni el gasto que conlleva dichos desplazamientos, sólo por ser profesor/a de religión, si fuese profesor/a de otra materia se compensaría el tiempo del desplazamiento y se cobraría unas dietas para cubrir los gastos.

Tener sólo 1 hora de religión conlleva tener muchos grupos y alumnado, además hay que añadir tener que trabajar en varios centros distintos dificulta notablemente nuestra labor pedagógica a la hora de poder desarrollar nuestra programación eficazmente o realizar actividades complementarias o extraescolares.

Durante estos años como profesora de religión he de agradecer el buen ambiente y compañerismo en los distintos centros por los que he trabajado además de agradecer a los distintos equipos directivos por su buen hacer.

Personalmente me siento muy afortunada y agradecida en formar parte de un sistema educativo que promueve valores fundamentales de nuestra democracia, principios de igualdad, pluralidad, respeto, no discriminación `por lo que espero que con el tiempo, el profesorado de religión esté en las mismas condiciones profesionales que el resto del profesorado, esto también ayudaría a dignificar su trabajo.

-El número de alumnos, según los datos que ha aportado la Delegación de Enseñanza del Obispado, ha aumentado ligeramente en los últimos tres años, ¿a qué cree que se debe?

Con la L.O.G.S.E y L.O.E la opción era cursar religión o alternativa, durante ésta hora de alternativa el alumnado tenia una atención educativa, es decir, podía hacer las tareas, estudiar...etc sin embargo, religión era una asignatura con su programación. Ambas opciones, religión y alternativa eran no evaluables, por lo que no contaban ni para expediente, ni para becas..... Aún así, había un gran número de alumnado matriculado en religión que procedían de familias ni practicantes ni muy religiosas.

Con la L.O.M.C.E desaparece la alternativa y es sustituida por valores éticos. Ahora tanto la opción de religión como la de valores éticos son evaluables.

Si en las leyes educativas anteriores, la opción de religión no era evaluable y aún así el alumnado la escogía, es normal que ahora teniéndole en cuenta su trabajo y su esfuerzo en una nota evaluable estén más animados.

-Hay algunos sectores y partidos políticos que consideran que la Religión no se ha de impartir en las aulas y otros que deje de ser evaluable. ¿Qué opinión le merece?

Creo que algunos sectores sociales y partidos políticos están desinformados de lo que es realmente es la asignatura de Religión y su aportación a la educación y desarrollo de nuestro alumnado ya que es imprescindible para su formación integral.

Cuando acertadamente entendemos la educación desde una perspectiva integral, es decir, que desarrolla todas las dimensiones del ser humano, la asignatura de religión forma parte de ésta formación integral trabajando la dimensión espiritual y transcendente que todo ser humano posee. El misterio de Dios, la transcendencia forma parte de nuestra naturaleza y de nuestra historia. La expresión religiosa en nuestro patrimonio como en el arte, literatura, música, tradiciones......forman parte de nuestra dimensión individual y social. Los valores cristianos forman parte de nuestras raíces europeas.

La formación de una persona y de nuestro alumnado estaría incompleta si no tuviésemos en cuenta su dimensión espiritual y trascendente que se desarrolla en la optativa de religión.

Algunos sectores, equivocadamente piensan que durante ésta hora el profesorado está catequizando a su alumnado, que la hora de religión es un instrumento de captación de nuevos "fieles al cristianismo". Confunden el ámbito pastoral y catequético que se realiza en las parroquias con el ámbito educativo que se da en las escuelas públicas.

La optativa de religión forma parte de la formación integral de nuestro alumnado. Los contenidos y competencias que se imparten en la asignatura de religión están aprobados por la Junta de Andalucía, los libros de texto de religión deben de estar aprobados por una comisión técnica que respeten los principios y valores democráticos, las actividades complementarias o extraescolares deben ser aprobadas por el Consejo Escolar. Nuestra legislación educativa tiene los instrumentos necesarios para que garantizar una enseñanza de calidad en todas las asignaturas, incluida la optativa de Religión.

¿Por qué no va a ser evaluable una asignatura que se imparte en las mismas condiciones curriculares que el resto? ¿Qué mensaje estamos enviando al alumnado y a sus familias si cuando escogen una opción, hagan lo que hagan, no cuenta para nada?

-¿Considera justo el número de horas que se imparten de esta materia o cree que deberían ser más?

El número mínimo de horas por cada asignatura que deben de impartirse por cada ciclo son 3h, ni religión ni valores éticos en Andalucía cumplen éste mínimo por lo que son, teóricamente, insuficientes para impartir adecuadamente una materia.

ALFONSI ALCÁNTARA MOYANO (profesora en Primaria)

-Por qué se hizo profesora de Religión y desde cuándo imparte clases

Cuando estudié magisterio tenía muy claro que la docencia, el trato con los niños, la enseñanza.., era lo que verdaderamente me llenaba a nivel profesional.
Cuando empecé a trabajar en los colegios públicos, se me brindó la oportunidad de impartir el área de Religión Católica. Era en un centro rural en el que la mayoría de los niños no habían recibido nunca clases de Religión.
Ahí empezó una experiencia totalmente nueva y gratificante a pesar de las dificultades, y algunas trabas en relación con el área, que surgieron con el paso del tiempo…

En cuántos centros ha estado durante su trayectoria profesional
Empiezo a dar clases de Religión Católica en el curso 1992/1993.
Durante este tiempo he impartido docencia en cuatro centros de E. Infantil y Primaria. Dos de Córdoba Capital y dos en pueblos de la provincia.

-Cuál es la parte que más cuesta de su trabajo a la hora de impartir clases

Cada Centro tiene sus peculiaridades y cada niño es un mundo con lo que cada mañana trae en su mochila, además de la merienda.
En honor a la verdad, en todos los colegios que he estado, el trato ha sido como un compañero más. Claro está que mi disposición a colaborar y ayudar en todo lo que surgiera, estaba siempre presente como un miembro más del claustro y de la comunidad educativa.
De igual manera tengo que subrayar, porque es un hecho, las dificultades y trabas que se constatan en muchos centros a la hora de impartir la asignatura de Religión.

En cuanto al alumnado, pienso que hay que acercarse a ellos, hablarles, preguntarles, ayudarles y luego enseñarles. Cuando un niño viene cabizbajo, nervioso, “pasota”, revoltoso.., es muy difícil que atienda o escuche si antes no se siente motivado.
Por eso señalaría que la mayor dificultad que encuentro a la hora de impartir mis clases es el poco tiempo del que dispongo en el horario…

-La asignatura de religión ha recibido y recibe aún numerosas críticas por parte de diferentes entidades y son muchos los que piden que deje ser evaluable. ¿Qué opinión le merece esta postura?

La religión forma parte de los saberes humanos, que se estudia hasta en la Universidad, existiendo Facultades de Ciencias Religiosas en las sociedades cultas y desarrolladas, donde se obtienen las titulaciones máximas, como en los otros saberes.
La presencia del área de religión en la escuela, creo que es esencial y fundamental para una formación integral de los alumnos.
Aparte y con las ideas y creencias que cada uno tenga, si no se tiene conocimiento del peso de la religión en nuestra cultura y en la cultura europea, nuestra formación se vería profundamente sesgada.
La religión está presente en nuestro Arte, en la Literatura, en las celebraciones populares, en nuestro entorno, en nuestra cultura, en nuestras fiestas…
Es portadora y transmisora de valores humanos y cristianos y como asignatura debe seguir siendo evaluable, que por otra parte siempre lo ha sido, como el resto de áreas del currículo.

-Por qué cree que hay que enseñar religión en las aulas

En primer lugar, porque es un derecho reconocido en nuestra Constitución. Un derecho de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos…
Porque hay que respetar los acuerdos establecidos entre el Estado Español y la Santa Sede.
Porque es un área fundamental, además de un derecho, en la formación integral de los alumnos.
No es catequesis.
Es formación en conocimientos, valores, destrezas, que junto al desarrollo de la inteligencia emocional y de la inteligencia espiritual o la aportación de conocimientos y saberes, colaboran en la educación globalizada e integral de la persona.

Cuando ciertas ideologías se quieren imponer a toda la sociedad y, por tanto, en los centros educativos, sin respetar las ideologías de los demás, es cuando se crean problemas que rompen la convivencia y provocan enfrentamientos y rupturas en la ciudadanía, porque chocan frontalmente con la libertad de enseñanza y también con la libertad religiosa y de conciencia.
El saber religioso, como el desarrollo de la inteligencia emocional, religiosa y espiritual, forman parte de la educación de la persona y por eso tiene que estar presente en la escuela, desde los primeros años, en idénticas condiciones que los otros saberes.