Crónica de una maestra

“Soy Águeda Mª Vilches, maestra de Religión del Colegio Maestro Rogelio Fernández, de Villanueva del Duque.

El pasado día 26 de enero tuvimos el privilegio de recibir en nuestro colegio a nuestro Señor Obispo de Córdoba, fue una visita inolvidable y fantástica.

Dios me ha hecho un gran regalo, pues ha coincidido la visita del Obispo con la sustitución que estoy realizando en el colegio, y me siento dichosa por haberla podido preparar con mis alumnos”.

El pasado 26 de Enero del 2018 tuvo lugar la visita pastoral del Obispo de Córdoba, Don Demetrio, al colegio “Maestro Rogelio Fernández” de Villanueva del Duque. La visita fue acogida por todos los alumnos con mucha ilusión y alegría. Desde el área de Religión preparamos este evento con mucho entusiasmo.

Todos los alumnos de Religión Católica se reunieron en el gimnasio, el cual estaba decorado para la ocasión con un gran mural de la Infancia Misionera elaborado por las madres de los alumnos que se han implicado de una manera muy activa. Además, también formaba parte del decorado una pancarta de bienvenida y distintos dibujos realizados por los alumnos.

A continuación podemos ver las imágenes:

 

Los alumnos de Educación Infantil y Primer ciclo de Primaria portaban unas banderas que habían realizado para el acontecimiento.

En primer lugar, nuestro Obispo se presentó a todos los alumnos, le explicó cuál es su misión en la iglesia, qué es una diócesis y contestó a distintas preguntas e inquietudes que tenían los alumnos acerca de él.

Después, los alumnos pasaron a realizar las actividades que habíamos trabajado desde el área de religión.

La primera actividad fue la lectura de una carta de bienvenida por parte de una alumna de 5º de Primaria.

La segunda actividad se trató de la lectura de una poesía compuesta por los alumnos de 4º de Primaria, la cual iba dedicada a nuestro Señor Obispo.

Para terminar la etapa de Primaria, los alumnos de 6º le entregaron un obsequio realizado por todos los alumnos del colegio, se trataba de una “maleta viajera”. Los alumnos pensaron que sería un buen regalo para el Obispo, pues le será muy útil a partir de ahora en sus viajes a Roma para cumplir la misión que le ha encomendado el Papa Francisco.

La maleta tenía distintos apartados en su interior, un apartado con los deseos de los alumnos hacia el Obispo, como “amor”, “felicidad”, “compromiso”, “paz”… unas estampas de la Virgen de Guía y San Jacinto ( patrones de la localidad de Villanueva del Duque) para que le protejan en sus viajes. Además, también había dos objetos en su interior, un cuaderno decorado con una cruz y la preciosa canción titulada “El Alfarero”.