Iter Vitae Navidad 2017

Es una noche de gloria, de alegría, porque desde hoy y para siempre Dios, el Eterno, es Dios con nosotros: no está lejos, no debemos buscarlo en las órbitas celestes o en una idea mística; ES CERCANO, se ha hecho hombre y no se cansará jamás de nuestra humanidad, que ha hecho suya. Es una noche de luz que iluminará a quien camina en tierras de tiniebla. Si queremos celebrar la verdadera Navidad, contemplemos este signo: la sencillez frágil de un niño recién nacido, la dulzura al verlo recostado, la ternura de los pañales que lo cubren.

Iter Vitae Navidad 2017