Hoja parroquia Adviento

«Qué hermosos son sobre las montañas los pasos del que trae la buena noticia...». Dios no ha abandonado a su pueblo y no se ha dejado derrotar por el mal, porque Él es fiel, y su gracia es más grande que el
pecado. ¿Quién es más grande, Dios o el pecado? ¿Quién vence al final: Dios o el pecado? Dios. ¿Y Dios es capaz de vencer al pecado más grande? ¿También el pecado más vergonzoso? Sí, también el pecado que es terrible, el peor de los pecados, es capaz de vencerlo. ¿Y con qué arma vence Dios al pecado? Con el amor.

Iter Vitae Adviento 2017