COR JESU – Un corazón al gusto de Dios

Solo en el Corazón de Jesús encuentro toda respuesta a nuestra vida. Sin Dios sólo pensamos en cosas terrenales y nos encontramos vacíos. Así era mi vida, y no le encontraba sentido.

Hace tres años tuve mi primer retiro espiritual y desde entonces mi vida tomó otro rumbo. Cuando nos acercamos humildemente a los pies del Señor, Él perdona todos nuestros pecados, y va moldeando nuestro corazón a su gusto. Doy gracias al Señor porque ha transformado mi vida, todo aquello que no le agradaba de mí me lo va quitando. Ahora soy una criatura nueva del Señor, doy más importancia a las cosas de Dios y quedan en un segundo plano todas las cosas terrenales.

En junio tuve mi primer encuentro con Jesús. Fue como el hijo pródigo, estaba perdida pero regresé a los brazos de mi Padre, pidiéndole perdón por todas mis faltas y pecados cometidos. Pero Él me dijo que me amaba así tal y como soy, y mi vida cambió, el Señor transforma todo cuando le abres el corazón y le dejas que actúe en nuestra vida.

El Señor te lleva al desierto de tu vida y de ahí te invita a servirle con nuestro testimonio, haciendo llegar sus promesas a todos sus hijos que viven ya sin esperanza. Como seguidores de Cristo tenemos que imitarle, porque nuestra vida es pasajera y debemos salvar almas para la gloria de Dios. Ahora mi misión es ayudar a que esas personas tengan también un encuentro personal con Jesús, para poder amarlo y que se dejen amar por El.

Sólo en Jesús encontramos paz, amor y vida en plenitud. Con esto no digo que todo sea fácil, siempre vienen las tribulaciones, pero nuestros problemas o enfermedades son más llevaderos. Con Cristo en nuestra vida, somos más que vencedores.

Blanca Estela Amarilla Romero
APOR Santa Teresa