COR JESU – Tarde te amé

Cuando miro al Corazón de Jesús veo la revelación de Dios en mi vida...nuestro Dios, único, vivo y verdadero que se ha encarnado por amor a mí y a mis hermanos, y que siempre ha estado esperando a que le mire, a que me dé cuenta de que siempre ha estado conmigo, y que me quiere con locura, aunque yo no me daba cuenta, y buscaba fuera lo que sólo está en Él...la verdadera felicidad, y fuente de todo amor, paz y consuelo...Me viene a mi memoria estas palabras de San Agustín:

“Tarde te amé, hermosura tan antigua y tan nueva, tarde te amé! Tú estabas dentro de mí y yo afuera (...)Tú estabas conmigo, mas yo no estaba contigo. Reteníanme lejos de ti aquellas cosas que, si no estuviesen en ti, no existirían.” El Señor nos muestra su amor a cada uno en muchos detalles de cada día, que la mayoría de las veces, no percibimos porque no cuidamos el trato personal con Él. Ese Dios que se ha quedado vivo en el Sagrario y que siempre nos espera con infinita paciencia y ternura. Si cultivamos esta amistad, y empezamos a sentir Su Amor, comenzaremos a amar de verdad con sus mismos sentimientos, para que los demás también conozcan ese Corazón, fuente de la Felicidad que todo el mundo ansía en esta vida.

MARÍA DOLORES LOZANO RUIZ