Admisión a la Iglesia de cinco nuevos catecúmenos