Emilio García Pareja

Laico. (Zaragoza 1881-Cañete de las Torres, Córdoba, agosto 1936, 54 años)

Por Miguel Varona Villar, director del Secretariado diocesano para las Causas de los Santos

Por ser su padre militar destinado en Zaragoza, don Francisco nació allí. Hijo de Manuel García Gálvez, capitán graduado del Segundo Batallón del Regimiento de Galicia, y de María Pareja García. Seguramente fue bautizado a los pocos días de nacer en alguna Parroquia de Zaragoza. Su hermano mayor es el sacerdote don Francisco García Pareja (también mártir, y bautizado en la Parroquia de Ntra. Sra. del Pilar). Se ignora si fue confirmado. Creció y fue educado en el seno de una familia cristiana, piadosa y de buenas costumbres, que en el año 1885 se asentó definitivamente en Córdoba.

Don Emilio contrajo matrimonio canónico con doña María Asunción Villegas Arroyo en la Parroquia de San Francisco de Bujalance el 12 de agosto de 1918 (presidiendo el enlace su hermano sacerdote don Francisco). No tuvieron hijos.

Era maestro de profesión, aunque en su acta de defunción aparece como “empleado”, es decir miembro del personal de la administración (era la denominación usual en esta época). Los recursos familiares eran escasos, por lo cual don Emilio realizaba otros trabajos ocasionales. No pertenecía a ningún partido político ni destacaba públicamente por sus ideas políticas. El único motivo de su detención y asesinato fue por su condición de católico y también por ser el hermano de un sacerdote, esa “peligrosa vecindad con la sotana”, según las conocidas palabras de Mons. Antonio Montero Moreno.

Don Emilio fue apresado en Bujalance junto con su hermano sacerdote don Francisco, por entonces coadjutor de la Parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción y capellán de las Carmelitas Calzadas del Convento de San José de esta localidad. La fecha de la detención de ambos hermanos se estima que fue posiblemente el 21 de julio, unos días después de que los anarquistas y el comunismo libertario tomasen la localidad.

En una fecha sin determinar, mientras estaba en prisión junto con los sacerdotes y el clero de las dos parroquias de Bujalance, don Emilio fue conminado a escupir y a pisotear un crucifijo, a lo que se negó, diciendo que lo que hacía y decía su hermano, el sacerdote don Francisco, él lo ratificaba. Ante esta respuesta y seguidamente, cortaron de un tajo los brazos al sacerdote don Francisco, y se los dieron a don Emilio para que los llevase sobre sus brazos extendidos hasta el cercano pueblo de Cañete de las Torres. Allí ambos fueron fusilados.

En su partida de defunción del Registro Civil de Juzgado Municipal de Bujalance (tomo 80, pág. 209), inscrita el 26 de agosto de 1937, no se precisa la fecha del fallecimiento de ninguno de los dos hermanos. Tan sólo anota que don Emilio García Pareja “de cincuenta y cuatro años de edad, natural de Zaragoza y vecino de Bujalance, hijo de Miguel y de María, de profesión empleado y de estado casado con María Villegas, sin que tuvieran hijos fue asesinado por los marxistas en Cañete de las Torres, en la fecha comprendida entre el 18 de julio y el 20 de diciembre de 1936”. Aunque Mons. Antonio Montero Moreno indica, hablando del sacerdote don Manuel y quienes murieron con él, que “la aplicación de la misma (pena capital) tuvo por teatro un descampado entre Cañete de la Torre (sic) y Morente, en la fecha ya dicha de 1 de agosto” (o.c., 290).

COMPARTIR EN REDES SOCIALES