Beato Francisco de Posadas

Francisco de PosadasNació en Córdoba el 25 de noviembre de 1644 y según recoge el sacerdote Manuel Nieto Cumplido, en su libro “Córdoba: patrimonio de santidad”, tenía la pobreza de San Francisco de Asís, la austeridad y el poder taumatúrgico de San Francisco de Paula, la dulzura y la sabiduría de San Francisco de Sales, el celo por la fe de San Francisco de Regis, la obediencia y el temple de San Francisco Javier. Asimismo, también contempla en su libro que el beato vistió el santo hábito de la orden de predicadores en el convento de Escalaceli el 22 de noviembre de 1662 y después se fue al convento de Jaén y de allí se fue al convento de Sanlúcar de Barrameda donde recibió el sacerdocio en 1668, para volver después a Córdoba donde celebró su primera misa en el santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta. Tras concluir sus estudios fue destinado al convento de Escalaceli destacará por su buena predicación, por la misiones populares en el “hospitalico” de la Puerta del Rincón y sus escritos espirituales.

Falleció el 20 de septiembre de 1713, recibió sepultura en San Pablo y el Papa Pío VII lo beatificó el 20 de septiembre de 1818.