Unidos para rezar por la paz

Coincidiendo con la celebración del Encuentro Interreligioso celebrado en Asís, el pasado 20 de septiembre, el Papa Francisco pidió a todos los fieles que se unieran en comunión para rezar juntos por la paz en el mundo.

ef68ee1badc3356867c86fa032ae99fb632689e3

El Papa Francisco fue recibido en Asís el pasado, 20 de septiembre, por el Arzobispo de Asís, Mons. Domenico Sorrentino; el alcalde de Asís y demás autoridades italianas. A continuación se desplazó al convento de Asís para participar en un Encuentro Interreligioso organizado por la comunidad franciscana de San Egidio.

En este encuentro también han participado: el padre franciscano el padre franciscano Mauro Gambetti, el Patriarca Ecuménico de Constantinopla, su Santidad Bartolomé I; el Arzobispo anglicano de Canterbury, Justin Welby; el Patriarca Siro-Ortodoxo de Antioquía, Su Santidad Efrem II; un representante judío; un representante musulmán; y el jefe supremo budista de la escuela Tendai en Japón.

 

En este clima de comunión los representantes religiosos rezaron juntos en las afueras de la basílica de Asís, y escucharon la experiencia de una mujer que había escavado de la guerra en Siria. Tamar contó que antes de la guerra, musulmanes y cristianos vivían en paz.

 

En su intervención, el Papa Francisco afirmó que las diferencias religiosas no son motivo de conflicto y que este encuentro ha servido para rezar “los unos con los otros, los unos por los otros”. A continuación, alertó del problema de caer en la indiferencia ante el sufrimiento de los demás, lo que calificó como “una enfermedad que ataca el centro mismo de la religiosidad, provocando un nuevo y triste paganismo: el paganismo de la indiferencia”.

 

Asimismo, Su Santidad pidió que no se use la religión para justificar la guerra. “Nunca se puede usar el nombre de Dios para justificar la violencia. Sólo la paz es santa y no la guerra”.

 

Finalmente, se realizó un minuto de silencio por las víctimas de la guerra y un manifiesto por la paz en el mundo.