Un triduo en honor a la Virgen de Fátima

En el año del Centenario de las apariciones de Nuestra Señora en Fátima, la parroquia de la Inmaculada y san Alberto Magno de Córdoba acogió un Triduo en honor de la Virgen.

 

Organizado por el Apostolado Mundial de Fátima, el Triduo comenzó el día 11, a las 19:00 horas, con el rezo del rosario. Seguidamente, presidió la celebración el canónigo Antonio Llamas. Al día siguiente, se inició a las 19:20 horas, presidiendo la ceremonia el canónigo Antonio Gil; mientras que el día 13, finalizó el Triduo con una Vigilia Mariana, a cargo del canónigo y párroco de la Inmaculada, Manuel González Muñana. Tras esta ceremonia, los asistentes pudieron venerar las reliquias de los en ese día recién canonizados, san Francisco y santa Jacinta.