Se celebra la solemnidad de la dedicación de la Catedral

El 18 de mayo celebramos esta fiesta en la diócesis y con rango de solemnidad en la propia Catedral.

_MG_0291La Catedral de Córdoba tuvo como dos actos de Dedicación del Templo. La primera se produjo el 18 de mayo de 1146, cuando el emperador Alfonso VII recibió las llaves de la ciudad en tiempos del rey Ibn Ganiya. Este acto estuvo presidido por don Raimundo, Arzobispo de Toledo y administrador apostólico de la diócesis de Córdoba. Poco después, a finales del mismo mes de mayo, las tropas musulmanas volvieron a ocupar la ciudad retomando el culto musulmán en la antigua Mezquita.

Por este motivo, no será hasta el 29 de junio de 1236, cuando el rey Fernando III el Santo reconquista la ciudad de Córdoba y manda que la Mezquita sea consagrada para el culto católico bajo la advocación de Santa María. Esta será la segunda fiesta de la Dedicación de carácter más solemne que la anterior.