Los Salesianos ofrecen distintos campamentos para vivir el verano

18.000 niños y jóvenes participarán en estas actividades repartidas en entornos naturales y urbanos.

20160705---Campamentos-salesianos-España1El verano salesiano ya está aquí. Una vez finalizado el curso escolar, miles de niños y jóvenes se disponen a disfrutar de unas merecidas vacaciones. Los Salesianos, especialmente a través de los Centros Juveniles, ofrecen durante estas fechas actividades formativas y lúdicas que responden a uno de sus objetivos pedagógicos, el uso educativo del tiempo libre.

 

Mientras otras instituciones educativas cierran durante el verano, los centros salesianos organizan estas actividades con niños y jóvenes. Para muchos de ellos son la única ocasión de vacaciones. Estas iniciativas no serían posibles sin los cientos de animadores implicados en ellas. Hay que señalar que, para estos jóvenes animadores, estas actividades suponen una oportunidad de realizar un voluntariado educativo con otros muchachos, dedicar su tiempo libre de forma altruista al servicio de la comunidad, desarrollar habilidades que les servirán en el futuro y formarse como monitores en diversas disciplinas.

 

Las previsiones indican que unos 18.000 niños y jóvenes participarán en los campamentos y demás actividades pastorales organizados por los Salesianos en España. Alrededor de 2.500 animadores, de edades comprendidas entre los 18 y los 30 años, dedicarán parte de sus vacaciones para que estos eventos salgan adelante. También resulta fundamental la presencia de 350 salesianos: "Recordemos qué decía un lema de hace algunos años: 'No hay vacaciones para Dios'. Yo añadiría: para los salesianos tampoco. Porque donde hay jóvenes estamos también nosotros", indican responsables de la Pastoral Juvenil salesiana.

 

Los campamentos y las colonias de los grupos de fe están destinados principalmente a los muchachos vinculados a los Centros Juveniles. Como en otras ocasiones, están repartidos por entornos naturales privilegiados de todo el territorio nacional: Ripoll (Girona), Cóbreces (Cantabria), Orihuela del Tremedal (Teruel), Santiago de Aravalle (Ávila), San José del Valle (Cádiz), Fuerteventura... En algunos casos se opta por acampar al aire libre, mientras que en otros los participantes se establecen en casas rurales. Los momentos de ocio y juego se combinan con espacios para la oración y la reflexión, siempre en un ambiente acogedor.

 

También está la alternativa de los campamentos urbanos, que ofrecen un servicio local en municipios con presencia salesiana y abierto al gran público, en especial a los niños y los jóvenes de familias que no pueden disfrutar de vacaciones fuera de su lugar de residencia. Estas iniciativas suelen contar con el apoyo de los ayuntamientos. Valladolid, A Coruña, León, Santiago de Compostela, Azkoitia, Alcoy, Cartagena, Huesca y Sevilla son algunas de las ciudades en las que se organizan campamentos urbanos este año.

 

Para jóvenes en riesgo de exclusión social

Algunas de las actividades organizadas para este verano ponen la atención en los más necesitados, un rasgo fundamental del carisma salesiano. Es el caso de los campamentos destinados a jóvenes en riesgo de exclusión, como el de la Fundación Proyecto Don Bosco en Córdoba o el de la Federación Pinardi en Guadarrama. También hay otras actividades, como el Camino de Santiago para los destinatarios de la Fundación Iniciativa Solidaria Ángel Tomás.

 

Además, existe la posibilidad de hacer un voluntariado. Por un lado, están los campos de trabajo organizados en lugares como Palma del Río, Tánger o Ceuta. Pero también se van a llevar a cabo acciones de voluntariado misionero en países de Hispanoamérica y África. Estas propuestas parten de las ONGD salesianas Vols, Solidaridad Don Bosco y Jóvenes y Desarrollo (JyD).

 

Otra alternativa es la que ofrecen los campamentos vocacionales, destinados a jóvenes con inquietudes sobre lo que Dios quiere de ellos, y que tendrán lugar en ciudades como Rota, León, Logroño y Pamplona. En este caso, se propone pasar "un verano diferente con Don Bosco" y vivir una experiencia de discernimiento sobre la vocación en compañía de varios salesianos.

 

Tiempo de formación

El periodo estival es también idóneo para la formación. Las Escuelas de Tiempo Libre salesianas abren sus puertas en estos días para que cientos de jóvenes puedan realizar cursos de monitor y animador, así como otros monográficos. Lugares como La Vecilla de Curueño (León), Castellnou (Barcelona), Godelleta (Valencia), Sanlúcar la Mayor (Sevilla), Mohernando (Guadalajara) o Madrid acogen estos cursos durante el verano.

 

Por su parte, muchos profesores aprovechan las vacaciones veraniegas no solo para descansar sino también para recibir formación. Es el caso de los que participan durante esta semana en Madrid en la Formación Inicial de Profesores, que tiene como objetivo dotarlos de nociones sobre la educación al estilo salesiano.

 

Los miembros de la Familia Salesiana también pueden mejorar su formación a través de los cursos de actualización teológico-pastoral que ofrecen las Inspectorías salesianas de España. Uno tendrá lugar del 22 al 24 de julio en Santiago de Compostela y girará en torno al encuentro de la Iglesia con el hombre contemporáneo tras el Concilio Vaticano II. El otro se celebrará del 3 al 8 de julio en Chipiona (Cádiz) y tendrá dos temas centrales: la Pastoral Familiar y el Año de la Misericordia.

 

Además, algunos salesianos realizan sus ejercicios espirituales durante estos meses. Hay tandas previstas para SDB en Cercedilla (Madrid), Urnieta (Guipúzcoa), Mohernando (Guadalajara) e, incluso, en Tierra Santa, entre otros lugares.

 

Actividades del MJS

El Movimiento Juvenil Salesiano (MJS) también propone actividades para este verano. Por un lado, varios jóvenes de la España salesiana participarán en la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en Cracovia (Polonia) del 26 al 31 de julio. Además, otro grupo de jóvenes del MJS se aventurará a realizar el Camino de Santiago desde Tui del 9 al 16 de agosto, día en el que se cumplen 201 años del nacimiento de San Juan Bosco.

 

Todas estas actividades tendrán eco en las redes sociales. Un año más, se propone el hashtag #veranosalesiano para compartir las experiencias inolvidables que vivirán miles de jóvenes en estas vacaciones.