La “x” de la declaración de la renta en Córdoba

Nos encontramos en plena campaña de la declaración de la renta que nos brinda una extraordinaria posibilidad de demostrar nuestra corresponsabilidad en la financiación de la Iglesia; podemos marcar en nuestra declaración la casilla destinada a la Iglesia Católica; si así lo hacemos, un 0,7% de nuestra cuota tributaria -de lo que pagamos en total- se destinará a la Iglesia; asimismo, podemos marcar la casilla destinada a otros fines sociales; ambas casillas son compatibles.

José Luis Vidal, Ecónomo diocesano.

En nuestra Diócesis caminamos por una vía fundamental: la TRANSPARENCIA. En las próximas semanas iremos desgranando las cifras de las instituciones que forman parte de la Diócesis que se encontrarán disponibles en nuestra página web –www.diocesisdecordoba.com-, en el denominado “Portal de transparencia”. En él podrán encontrar el organigrama de la Diócesis, las cuentas de las instituciones diocesanas y los convenios suscritos con instituciones públicas para la recepción de ayudas y subvenciones y la justificación del gasto.

¿CUÁNTO DINERO LLEGÓ A CÓRDOBA POR LA CASILLA DE LA RENTA?

El 0,7% de las cuotas de todos los contribuyentes que marcan la casilla se destina a atender las necesidades de la Iglesia Católica; pero ¿cómo se reparte?; la cantidad total se entrega a la Conferencia Episcopal quien, mediante una serie variada de criterios, los distribuye entre todas las diócesis españolas en lo que se viene a llamar “Fondo Común Interdiocesano”. Cada diócesis lo destina a los fines propios que, recordemos, son el culto, la sustentación del clero, las obras de piedad y caridad, el mantenimiento de los templos, etc. En el año 2016, nuestra Diócesis recibió 3.704.579,88 €; en 2017 recibirá algo menos, 3.587.470,00 €.

LA COLABORACIÓN EN CÓRDOBA

En la campaña de la declaración de la renta del año 2016, que se corresponde con el IRPF de 2015, 152.946 cordobeses marcaron la casilla de la Iglesia, un 45,93% del total de declarantes, suponiendo una aportación a la Iglesia de 3.128.703 €; en comparación con 2015 (IRPF de 2014) ha habido una pequeña disminución del 0,34 en el porcentaje de declarantes. Aun así, debe hacerse constar que nuestra Diócesis se sitúa por encima de la media de España, en torno a un 34%.

¿QUÉ SUPONE LA CANTIDAD RECIBIDA EN LOS INGRESOS TOTALES?

La aportación de los fieles a la Diócesis a través de la X es muy importante; pero hay que dejar constancia que es un ingreso exclusivamente del Obispado no recibiéndolo ninguna otra institución diocesana; por ello, en las cuentas del Obispado (del denominado Fondo Común Diocesano) lo recibido a través de la CEE supone un 41,60% del total de ingresos.

Pero debemos tener una visión consolidada de la Diócesis, incluyendo sus parroquias, seminarios, instituciones y fundaciones; en este ámbito, los ingresos por la X en relación a los totales apenas sobrepasan el 10%.

La Diócesis camina en su autofinanciación pero debe hacerse especial hincapié en que cada X importa, con cada X se atenderán necesidades de la Iglesia con especial incidencia en la caridad.