La Hermandad del Rocío de Córdoba ya está en camino

El jueves 5 de mayo, el Simpecado realizó su recorrido por la ciudad antes de comenzar su andadura hacia la aldea almonteña. Previamente, tuvo lugar la misa de romeros en la iglesia de san Pablo.

Las calles de la ciudad se llenaron de romeros en la tarde del jueves para acompañar a la Hermandad del Rocío de Córdoba en el inicio de su peregrinación hacia la aldea almonteña.

A primera hora de la tarde, tuvo lugar la misa de romeros en la iglesia de san Pablo. Mientras tanto, la carreta del Simpecado aguardaba en la puerta rodeada de cientos de personas que esperaban la salida de éste para comenzar su recorrido por la ciudad. Poco después, entre varios ¡vivas! a la Virgen del Rocío, el Simpecado salió y fue entronizado en la carreta poniendo rumbo hacia el templo principal de la Diócesis. En ese momento, la Agrupación Musical Santísimo Cristo de Gracia entonó la Salve Rociera y la marcha dedicada a la Hermandad “Rocío, Esperanza y Madre nuestra”.

Entre aplausos y numerosas pétalos de flores, la carreta llegó a la Catedral. Allí, los peregrinos fueron acogidos por el Obispo quien además bendijo el Simpecado, manifestándole a todos los presentes su alegría de estar presente en este día para desearles un feliz camino y pedir la intercesión de la Virgen durante los nueve días de camino hasta llegar a la aldea.

Nuevamente, continuaron con su andadura rumbo hacia la Plaza de Santa Teresa, dejando emotivos instantes como por ejemplo, el paso por el Seminario Mayor San Pelagio, donde los seminaristas le cantaron la Salve, o la parada en los jardines de la Virgen del Rocío. Así, la Hermandad iniciaba su camino que culminará el próximo viernes, que será cuando lleguen a los pies de la Blanca Paloma.