La “dele” trabaja sobre los cuestionarios del Sínodo de los Jóvenes

Los voluntarios de la Delegación de Juventud ya han enviado a la CEE un resumen de las respuestas recibidas desde las parroquias.

La pasada semana, un grupo de voluntarios de la Delegación de Juventud de la Diócesis, estuvo trabajando sobre los cuestionarios para el Sínodo de los Jóvenes que tendrá lugar, el próximo mes de octubre de 2018, convocado por el Papa Francisco y que lleva por título: "Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional".

 

Hace unos meses, se mandaron a todas las parroquias, colegios, movimientos, hermandades, profesores de Religión, y a los responsables de grupos de jóvenes de toda la Diócesis, estos formularios que servirán como base del documento de trabajo del Sínodo y que debían ser contestados antes del 30 de junio.

 

Según informa uno de los responsables de esta Delegación, Jesús Linares, “el papel de este cuestionario, dirigido especialmente a los jóvenes, es de algún modo, transmitir a la Iglesia, lo que éstos piensan y sienten sobre ella, para que la Iglesia pueda ayudar a que el Evangelio llegue a todos, especialmente a aquellos que estén más alejados”.

 

Durante estos días los voluntarios han ido recogiendo, leyendo y recapitulando todas las respuestas recibidas y las han resumido en un documento que se ha sido enviado al Departamento de Juventud de la Conferencia Episcopal (CEE), y desde allí será enviado a Roma. El cuestionario ha sido enviado a toda la Iglesia Universal, por lo tanto, una vez lleguen a Roma todas las respuestas de todas las Diócesis del mundo, (esto será en el próximo mes de septiembre), el documento resultante servirá de base para el Instrumentum Laboris del Sínodo.

 

Esta es la aportación de la Diócesis de Córdoba al Sínodo de los Obispos. Para los próximos días, la Delegación de Juventud se encuentra a la espera de un nuevo formulario que deberá remitir a la CEE.