El Obispo: “Encomendémonos a la beata Emilia”

La Pastoral Gitana de la Diócesis se dio cita en la misa dominical del día 23 de abril, para dar gracias a Dios por la beatificación de "La canastera".

La Catedral de Córdoba acogió el domingo, 23 de abril, una misa de acción de gracias por la beatificación de Emilia Fernández "La canastera", presidida por el Obispo. En la celebración, estuvieron presentes los miembros de la Pastoral Gitana de la Diócesis, así como un nutrido grupo de sacerdotes.

Tal y como resaltó el Obispo en su homilía, la nueva Beata tiene una vida muy bonita y sencilla. "Murió por ser cristiana y manteniéndose siempre fiel a Jesucristo", afirmó. En este sentido, elogió la valentía de esta gitana mártir e instó a los presentes a confiar en Jesucristo para que nos de fortaleza y nos ayude siempre a salir de los apuros de nuestra vida.

"Qué bonito fue ver la beatificación de los 115 mártires de Almería, entre los que se encontraba Emilia. Fue una experiencia preciosa", recordó el prelado. Asimismo, pidió a los fieles encomendarse a "La canastera": "Encomendémonos todos a ella, gitanos y no gitanos, porque lo más bonito es que es santa y a la santidad es a lo que debemos de aspirar todos". Y concluyó felicitando a todo el pueblo gitana por dar a la Iglesia y al mundo estos testimonios de amor.

Asistencia de CECO

Igualmente, en la celebración participaron un numerosos grupo de ciegos españoles católicos -CECO- venidos de diversos puntos del país, a los que el pastor de la Diócesis se dirigió en su intervención manifestándole su alegría de ver que se hayan reunido para compartir experiencias y dar testimonio de su fe.