El Papa viaja a Armenia para pedir por la paz y la unidad de los cristianos

Entre las visitas, el Santo Padre estuvo en la catedral de Etchmiadzin, sede del patriarcado.

Francisco-Karekin-Armenia-Echmiadzin-v-3Del 24 al 26 de junio, el Papa Francisco ha realizado un viaje apostólico a Armenia en el que ha estado acompañado todo el tiempo por el Katholikós de todos los armenios, Karekin II. En su llegada al aeropuerto también fue recibido por el presidente, Serzh Sargasyan quien recordó la conmemoración del genocidio armenio celebrada en San Pedro, el pasado 12 de abril del 2015, a la que asistió junto con los tres patriarcas.

El primer lugar al que se dirigió el Sucesor de Pedro fue la Catedral de Etchmiadzin, primera catedral cristiana construida en el 303, cuando todavía existían las persecuciones del Imperio Romano. Hoy en día tan sólo un 10 % de armenios son católicos.

En el Palacio Presidencial, el Papa Francisco pidió a los gobernantes que tomen medidas para “evitar desastres como el genocidio” y a los líderes religiosos pidió la colaboración y la unidad para “aislar a quien se sirva de la religión para llevar a cabo proyectos de guerra o persecución violenta, instrumentalizando y manipulando el santo nombre de Dios”.

También, el Pontífice visitó el Memorial del genocidio armenio, la ciudad de Gyumri, la Catedral apostólica de las Siete Llagas y la Catedral católica de los Santos Mártires. Celebró un encuentro ecuménico en la Plaza de la República en Everán y rezó en la frontera con Turquía.