El Papa Francisco denuncia la indiferencia hacia las necesidades del prójimo

En su catequesis ofrecida en la audiencia general del pasado miércoles, 15 de junio.

piazza-san-pietro-740x493El Papa Francisco continúa ofreciendo en su audiencia general de los miércoles, en la plaza de San Pedro, una catequesis relacionada con el Año de la Misericordia. En esta ocasión ha hablado del pasaje del evangelio donde Jesús se acerca en Jericó, a un ciego que mendigaba a las afueras de la ciudad y le devuelve la vista.

El Pontífice afirma que “La figura de este hombre representa tristemente a tantas personas que, aún hoy, sufren discriminación y rechazo por parte de los demás”. Y continúa indicando que “Es llamativo que este marginado a las puertas de Jericó, ciudad bíblica que simboliza la entrada a la tierra prometida, en lugar de encontrar compasión y ayuda del prójimo, como pide la ley que Dios dio a su pueblo, encuentra en cambio insensibilidad y rechazo.

En este sentido, el sucesor de Pedro critica “la indiferencia y la hostilidad” que son causa de “ceguera y sordera” e “impiden percibir las necesidades de los hermanos y reconocer en ellos la presencia del Señor”. Por el contrario se sitúa la actitud de Jesús, “que no es indiferente al grito del ciego” y “como humilde servidor, escucha la súplica del ciego y le devuelve la vista”.