“El hombre lo que más necesita en su vida es ser perdonado”

El Papa Francisco termina sus catequesis sobre la misericordia a través del Antiguo Testamento.

En la audiencia general, el Papa Francisco ha invitado a reflexionar con el salmo 51 que “expresa el arrepentimiento del rey David después de su pecado con Betsabé”, terminando así las catequesis sobre la misericordia a través de los pasajes del Antiguo Testamento.

El Pontífice ha explicado que “el salmo comienza con una invocación a Dios misericordioso, porque es el único que puede liberar del pecado” Y a continuación ha afirmado: “Se manifiesta así que el anhelo más profundo del hombre, lo que más necesita en su vida es ser perdonado, verse libre del mal y de sus consecuencias”.

De esta forma ha indicado que Dios con su perdón “nos enseña que su amor es más grande que nuestro pecado, y nos asegura que Él nunca nos abandona”, insistiendo en que el perdón de Dios cancela y destruye el pecado cometido pasando a ser la persona “una criatura nueva”.