La Diócesis se suma a las “24 horas para el Señor”

Los días 24 y 25 de marzo, numerosos templos parroquiales de la Diócesis permanecieron abiertos para las confesiones y la adoración eucarística.

 

Un año más, el Santo Padre convocó a los fieles a la jornada de oración ''24 horas para el Señor', en torno al cuarto domingo de Cuaresma. Un jornada que en esta ocasión se centró en la reflexión "Misericordia quiero", inspirado en Mt. 9, 13. Y es que tal y como el Santo Padre recordaba en el mensaje de Cuaresma, “es el tiempo propicio para renovarse en el encuentro con Cristo vivo en su Palabra, en los sacramentos y en el prójimo”.

Respondiendo a esta convocatoria, numerosas parroquias permanecieron abiertas los los días 24 y 25 de marzo para las confesiones y la adoración eucarística.