Primera piedra de la nueva nave de Solemccor